Visitas

contadores web relojes pagina web

jueves, 10 de enero de 2013

"Crímenes exquisitos", Nieves Abarca y Vicente Garrido




La novela que os dejo hoy me llegó, de nuevo, por una recomendación del gran lector que es mi padre. La verdad es que me extrañó no conocerla porque es de reciente publicación y está teniendo un éxito destacable tanto de ventas como de críticas por parte de los que se dedican a comentar historias del género al que pertenece. Ya digo desde un principio que me gustó mucho, me mantuvo en bastante tensión y con grandes momentos que no hacían más que animarme a leer. Hoy toca novela del género negro, de esas con asesinatos, policías y casi todas las constantes del género, pero bien usadas y con muchos temas más alrededor que le dan, todavía, más interés. Además es una novela de autores españoles, lo que le da, creo yo, un punto más teniendo en cuenta que la mayor parte de las historias de este género suelen venir de otros países. Vicente Garrido y Nieves Abarca son sus autores, y el título es “Crímenes exquisitos”, editada en el año 2012 por Versátil.

Nieves Abarca Corral nació en A Coruña en 1968. Estudió Historia del Arte y tiene un Máster en Periodismo. Hizo un curso de especialista en perfiles criminales bajó la dirección del coautor de esta novela. Vivió en Londres durante un tiempo. Fue directora de una revista de divulgación cultural y colaboró en varias publicaciones de A Coruña y Ponderada como redactora y fotógrafa. Durante varios años trabajó en un cuartel de la Policía local. Gran lectora de todo tipo de géneros, pero sobre todo de novela negra y de crímenes. Actualmente estudia Criminología y trabaja en el Ayuntamiento de su ciudad natal. Esta es su primera novela.
Vicente Garrido Genovés nació en 1958. Se graduó en 1980 en Criminología por la Universidad Complutense de Madrid, posteriormente se doctoró en Psicología por la Universidad de Valencia, en la que es profesor asociado de Psicología Penal y de Educación Correccional. Completó sus estudios con un posgrado en la Universidad de Ottawa y desde 1991 es profesor visitante de la Sociedad Británica de Psicología en la Universidad de Salford (Reino Unido). En España fue asesor de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y del Servicio de Rehabilitación del departamento de Justicia de Cataluña, además ejerció como consultor de Naciones Unidas para la Prevención de la Delincuencia Juvenil en Latinoamérica. Es autor de varios libros especializados en temas relacionados con sus estudios y trabajo, además de artículos en multitud de revistas. Actualmente dirige un programa para delincuentes sexuales en varias cárceles españolas. En 1998 colaboró con la Guardia Civil en la identificación y captura del asesino de cinco mujeres en Castellón, realizó su perfil criminal y tras su detención actuó como perito para los tribunales. Es colaborador habitual de varios programas de radio y televisión. Esta es su primera novela de ficción.

En “Crímenes exquisitos” empezaremos conociendo a su protagonista femenina, la inspectora de policía Valentina Negro, que antes de su ascenso tiene una participación central en la detención en Vigo de un importante delincuente sexual. De ahí pasaremos a la campiña inglesa, en el pueblo de Withby aparece el cadáver de Patricia Janz, una joven que es asesinada de una forma brutal. Su cadáver aparece con la cabeza separada del cuerpo y la boca llena de ajos, recreando una escena de la novela “Dracula” de Bram Stoker. Y de ahí nos vamos a A Coruña, la ciudad donde transcurre la parte central de la historia. La joven Lidia Naveira, hija de un importante hombre de la ciudad, es secuestrada. A los pocos días aparece asesinada en un lago de un parque de la ciudad, y de nuevo el asesino recrea una obra de arte, en este caso un cuadro del pintor inglés John-Everett Millais. La inspectora Negro está ahora destinada en esta ciudad, donde vive con su padre y su hermano, Freddy. Sus padres tuvieron un tremendo accidente de coche que tuvo como consecuencia la muerte de su madre y que su padre viva en una silla de ruedas. Es casi una novata en la comisaría, pero por diversas razones se tendrá que encargar de dirigir el caso del secuestro y asesinato de Lidia, un caso complicado y que se irá complicando cada vez más. El asesino, además de sádico y cruel, es impecable, no deja ni una sola pista y las puertas parecen estar cerradas desde el principio. Javier Sanjuán es un famoso criminólogo que además de dar clases en la Universidad de Valencia, escribe libros y tiene su propio programa de televisión. Casualmente está en la ciudad para dar unas conferencias y la inspectora Negro acudirá a él en busca de ayuda, con la idea de que realice un perfil del asesino y pueda echarles una mano con el caso. Junto a ella el Inspector Jefe Iturriaga, el inspector Carlos Larrosa o el subinspector Velasco, además de los agentes que trabajarán con ella en el caso. En Inglaterra tendremos también al Inspector Jefe Gervais o al detective Keith Servan, gracias a los cuales podremos ir relacionando un crimen con el otro dadas las grandes similitudes entre ambos. ¿Un asesino en serie que opera en dos países distintos? Todo parece apuntar a esa teoría, pero no será fácil ni demostrarla ni encontrar pistas al respecto. Además a poco de comenzar la investigación empezarán a relacionarlo todo con Pedro Mendiluce, uno de los hombres más ricos de la zona, seguido desde hace tiempo por la policía sospechoso de gran cantidad de delitos, estafas, sobornos, trata de blancas e incluso del asesinato de su propia esposa. A su lado su sicario y hombre para todo, Sebastián Delgado, un sádico y brutal personaje, capaz de cualquier cosa para ayudar a su jefe o a sí mismo. Y junto a ellos la abogada Raquel Conde, que además es la exmujer de Sanjuán, a la que llevaba tiempo sin ver. En el medio el mundo del periodismo representado por Lúa Castro, una reportera sin escrúpulos y capaz de hacer lo que sea con tal de conseguir una exclusiva y el fotógrafo Jaime Anido, cortado mas o menos por el mismo patrón. Y también tendremos al atractivo Cristian Morgado, el especialista en arte al que recurrirán para intentar desentrañar las claves de varios de los asesinatos. Todos estos personajes nos darán una historia llena de sorpresas que atrapará al lector al poco de empezar la historia.

Novela negra en su estilo quizá más clásico en cuanto al desarrollo de la acción y en algunos de los personajes. Juega a la perfección con casi todas las claves del género además de darnos una serie de protagonistas y antagonistas muy buen diseñados y todos ellos importantes para el desarrollo de la acción. El hilo central es impecable. El asesino en serie que actúa con una limpieza impresionante y que tiene desconcertada a la policía. La conexión del asesinato en A Coruña con el que aparece en Inglaterra, con tal cantidad de similitudes que es imposible pensar que no puedan estar relacionados. Unos asesinatos tan impresionantes por su puesta en escena como por la brutalidad de los mismos, uno relacionado con la literatura y otro con la pintura, y quizá haya más, claro está. Todos ellos relacionados con el arte en alguna de sus expresiones, algo que hará que el asesino sea conocido como el “Artista”.

Pero además tendremos una buena cantidad de temas más o menos secundarios relacionados directamente con este hilo central. El mundo de las drogas, la prostitución y la trata de blancas, la especulación inmobiliaria en la ciudad, los sobornos y la corrupción, abusos de menores, relaciones sadomasoquistas, la prensa sensacionalista... Una buena cantidad de temas que tienen casi siempre detrás el ansia de dinero y poder, el destacar por encimad de los demás y ser alguien importante. Todos estos temas tienen una presencia importante dentro de la historia y ayudan en gran medida a acrecentar el interés por la lectura, por saber qué más va a pasar, qué será de esos personajes y esas historias, cómo terminarán esas situaciones. No estamos solo ante una novela negra, sino ante un mundo sórdido, lleno de violencia y corrupción en casi todos los campos.

Por otro lado el lenguaje usado es directo, violento y tan brutal como la historia que nos van a contar los autores. Un lenguaje estudiado para resultar cotidiano y simple al mismo tiempo, donde los personajes no se cortan un pelo y hablan como el lector esperará en cada momento. El sexo y la violencia están contados de un modo crudo, tanto que en algún momento puede resultar más que desagradable, ayudando a que podamos imaginar en todo momento a la perfección tanto los momentos de dolor como los de placer, que de ambos habrá en la historia.

Me gusta bastante la novela negra, sobre todo si es capaz de contarme una historia que me enganche tanto por lo que nos cuenta como por los personajes que intervienen. El interés de la lectura no decae en ningún momento, siempre está pasando algo, cerrando unas puertas y abriendo otras, teniendo al lector casi siempre en tensión y preguntándose qué pasará a continuación y por dónde caminará la historia, y sobre todo preguntándose quién es el asesino y por qué hace lo que hace. Todos los personajes tienen su parte importante en la historia que se va ramificando en varias direcciones pero que acaba convergiendo en un final sorprendente y muy bien planificado. La historia discurre de un modo fluido, alternando varias acciones y con cambios de lugar que hace que estemos pendientes sin que nos perdamos en absoluto. No es nada simple y al mismo tiempo todo va transcurriendo de un modo claro para el lector.

Pues me gustó mucho. En algunos comentarios leí que algunas personas pensaban que era demasiado larga, que sus más de 800 páginas les parecían algo excesivas. A mí, tras terminarla, no me dio la impresión de haber leído esa cantidad, es más, se me pasó mucho antes que otras más cortas porque creo que el interés de la historia crece a medida que avanzamos. Las distintas relaciones entre los personajes, las resoluciones de ciertos temas o la aparición de nuevos caminos en la historia hacen que te sumerjas en la trama casi sin darte cuenta. Por algún lado leí que cabía la posibilidad de verla como una primera novela de una especie de saga que supongo que tendría como protagonistas a los dos centrales de esta, Valentina Negro y Javier Sanjuán, si es así y son capaces de contarnos otra historia tan atractiva y entretenida como esta la espero con ganas. Muy recomendable para los amantes del género negro, espero que os guste tanto como a mí.

1 comentario:

  1. Gracias por tu reseña, es fantástica. Una buena forma de empezar la mañana!! Por cierto, un abrazo a tu padre de parte de Nieves Abarca...:D

    ResponderEliminar